VERDE / VERDOSO

PARA SIEMPRE

2001

Este proyecto específico se llevó a cabo en NMAC entre Abril y Junio de 2001.

La primavera muestra su lado más exuberante con todo tipo de flores y plantas silvestres. En los meses siguientes, todo este esplendor desaparecerá dando paso a la aridez del verano donde los tonos ocres y las plantas secas invaden el entorno, en este pinar mediterráneo. Es entonces cuando la zona delimitada por la artista y sus alfombras de flores y plantas surgen como pequeños oasis en medio de tanta sequía.

En el proyecto Verdoso, la alfombra de flores radia color, y Verde, la alfombra de plantas, invita a sentarse en ella junto a las piñas de los árboles y las piñas de bronce. Para siempre surge del hecho de que las piñas, fruto de estas coníferas, son una continua fuente de fertilidad y de vida para la supervivencia de estos bosques. Cuatro años necesitan de gestación y crecimiento para que las piñas caigan al suelo y den su cosecha. Fundirlas en bronce, una a una, es un homenaje a este fruto que mantiene el equilibrio del bosque.

«Hay dos paisajes aparentemente muy diferentes: el bosque, silvestre y virgen, y el campo de golf, tan cuidadosamente ordenado. Ambos espacios están cuidados y son mantenidos pero, en el bosque, este esfuerzo no es visible porque se trata de preservar lo que ya está ahí. […] Lo que pretendo es hacer visible aquello que puede parecer no tener importancia»

Anya Gallaccio