///Tú también puedes caminar
Tú también puedes caminar 2017-12-18T16:30:50+00:00

Nick Greene (…) dijo que una mujer que actuaba le hacía pensar en un perro que bailaba. Johnson repitió esta frase doscientos años más tarde refiriéndose a las mujeres que predicaban. Y aquí tenemos (…) las mismísimas palabras usadas de nuevo en 1929, aplicadas a las mujeres que tratan de escribir música. (…) Una mujer que compone es como un perro que anda sobre sus patas traseras. No lo hace bien, pero ya sorprende que pueda hacerlo en absoluto.

Virginia Woolf, “Una habitación propia”

TÚ TAMBIÉN PUEDES CAMINAR – 2006

Las obras de Cristina Lucas, principalmente en vídeo y fotografía, ofrecen una mirada crítica contra ciertas formas de poder, no exentas de un humor corrosivo. En algunas la acción transcurre en entornos cotidianos que enmascaran una dura crítica hacia estereotipos y actitudes tanto sociales como políticos.

Tú también puedes caminar está basado en la cita de unos críticos que recoge Virginia Woolf en su libro “Una habitación propia”. Esta crítica compartida por Nick Greene, Dr. Jonson y Cecil Gray dice: “Señores; una mujer que se dedica a la cultura es como un perro que anda sobre sus patas traseras. No lo hace bien, pero ya sorprende que pueda hacerlo en absoluto”. En Tú también puedes caminar vemos la respuesta de la artista, no sin un tono de humor corrosivo, a esta crítica que desgraciadamente sigue latente en algunos sectores de la sociedad en muchos rincones del mundo. En formato de vídeo y de fotografía nos enfrentamos a la imagen de los perritos caminando sobre sus patas traseras en diversos entornos domésticos  donde las mujeres desarrollan sus actividades cotidianas. La graciosa presencia de los perritos andando a dos patas enmascara de forma irónica una dura crítica hacia la desigualdad social y de género todavía vigente no solo en el territorio en el que nos encontramos sino en otros muchos donde las mujeres no tienen el derecho de expresar sus ideas ni ejercer una profesión de libre elección.