///Proyecto bridge y race
Proyecto bridge y race 2017-12-20T15:49:49+00:00

“Las cosas que uno hace en la infancia te persiguen durante toda la vida,las recuerdas con una intensidad superior a las demás experiencias y en ocasiones las entiendes cuando ya eres mayor.”

“Sin duda ellos son el público del futuro y es nuestra responsabilidad ofrecerles una correcta iniciación al arte.”

Cristina Lucas

PROYECTO BRIDGE Y RACE 2005

La experiencia, titulada “Arte en la naturaleza: un puente para la enseñanza del arte contemporáneo en las escuelas”, se desarrolló entre septiembre de 2004 y agosto de 2005 junto a  otras 3 instituciones culturales, además de NMAC. Estas instituciones, que tienen en común la difusión del arte contemporáneo al aire libre, son Yorkshire Sculpture Park en Inglaterra, Europos Parkas en Lituania, y la Asociación Arteinerba  en Pistoia (Italia).

El objetivo de este proyecto era experimentar un nuevo modo de acercar el arte contemporáneo a los alumnos de zonas rurales a través de la experiencia del propio artista y utilizando el contenido del museo al aire libre como puente entre la institución cultural y la escuela.

Para el proyecto, la Fundación NMAC optó por invitar a una artista y un colegio con los que no había trabajado anteriormente, de modo que todos los aspectos del proyecto, desde la artista hasta las propias obras del parque de esculturas, serían nuevos y sorprendentes tanto para los niños como para sus profesores. Nos parecía importante la idea de que fuera una experiencia absolutamente inédita para todas las partes implicadas.

El primer contacto fue en la clase. Allí les hizo una introducción al arte conceptual y al arte de acción explicándoles el proceso creativo que conduce desde el collage hasta la performance. El segundo día, ya en el parque, recorrimos las diferentes esculturas alternándolas con la reproducción de diferentes performances. A lo largo de la jornada, los niños reinterpretaron diversas acciones de Marina Abramovic’, Sol Lewitt, Bruce Nauman, Yves Klein, Chris Burden y Jackson Pollock. El último día Cristina y los niños se encontraron de nuevo en el aula. Ahora iban a ser ellos los protagonistas de su propia performance. Convirtiendo el aula en una carrera de obstáculos que se grabó en vídeo.

Durante todo el proceso pudimos observar cómo los niños seguían con naturalidad la evolución del arte desde el objeto hasta la acción. No tardaron en darse cuenta de la facilidad con la que uno puede “intervenir” un objeto y con ello hacer un “gesto” artístico y fueron aplicándolo a los diferentes objetos de uso cotidiano en clase, en sus casas e incluso en el parque.

“Cuando decidí trabajar con niños pensé que este podría ser uno de esos recuerdos que duran para siempre. Esta edad es, además, una época de gran asimilación y para mí era importante borrar tabúes del arte del siglo XX en general y de la performance en particular.”

Cristina Lucas